Sistemas Eficientes para tu Hogar

Efficient systems for your home

Energy

Prevenir Intoxicaciones por Monóxido de Carbono

PREVENIR INTOXICACIONES POR MONÓXIDO DE CARBONO

El mal funcionamiento de estufas, calderas, termotanques, calefones y cocinas a gas y el uso de leña o carbón para calentar los ambientes pueden producir monóxido de carbono. Este gas altamente tóxico puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados.

Es importante prevenir, todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son evitables.

¿Qué es el monóxido de carbono?

Es un gas tóxico que se produce por la mala combustión del gas natural, leña, carbón y/o nafta usados para calefaccionar el hogar y encender motores.

 No se ve, no irrita, ni tiene olor. Las personas se intoxican al respirarlo sin darse cuenta.

¿Cuáles son las recomendaciones para prevenir intoxicaciones?

Mantener siempre el ambiente ventilado. Una rejilla de ventilación o la ventana apenas abierta, pueden salvar una vida.

Evitar calefaccionar con el horno o las hornallas de la cocina.

No instalar el calefón en el baño. Si tiene el calefón en el baño, asesórese para reubicarlo.

Antes de acostarse, apagar las estufas y sacar los braseros de su casa.

Hacer revisar por un gasista matriculado la salida al exterior de calefones y estufas.

Realizar todas las instalaciones de gas, la colocación de artefactos y su reparación con un gasista matriculado.

Verificar que la llama de los artefactos sea azul. Si es de otro color (amarillo o anaranjado) está funcionando en forma defectuosa, produciendo cantidades anormales de monóxido de carbono. Llame enseguida a un profesional.

No encender motores a combustión en lugares cerrados (autos, grupos electrógenos, motosierras, etc.).

 ¿Cuáles son los principales síntomas?

El principal riesgo es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas y como son inespecíficos puede confundirse con otras enfermedades.

Pueden ser:

Dolor de cabeza

Náuseas o vómitos

Mareos, acompañados de cansancio o falta de fuerza

Desmayo o pérdida de conocimiento

Alteraciones visuales

Convulsiones

Coma

Muerte 

¿Qué hacer ante los primeros síntomas?

Ventilar la habitación rápidamente (abrir puertas y ventanas).

Salir del ambiente contaminado.

Concurrir al hospital más cercano.

Informar al personal médico sobre la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono.